Un disfraz medieval

Un disfraz relativamente sencillo y que viendo como pinta Febrero, será muy agradecido. Aviso que se requiere un mínimo de conocimientos de costura. Si no sabes coser a máquina, y piensas hacerlo a mano…aprende a usar la máquina. Se tarda menos incluso teniendo que aprender. Otro consejo: haced un experimento antes, con tela barata o vieja, para comprobar que todo sale bien (especialmente la talla) antes de poner en peligro la tela buena…es algo más de trabajo, pero mucha más tranquilidad, sobre todo  para los principiantes.

El patrón de la “túnica” genérica ya lo he explicado antes en cómo hacer ropa medieval. Si creéis que vais a pasar frío, podéis hacerla con holgura y poneros un montón de ropa debajo. ¡No estropees tu disfraz poniéndote un abrigo encima!

En la imagen se puede apreciar una de las “cuñas” para que la parte inferior tenga más amplitud y sea más cómoda. La capucha es el tipo más sencillo posible. Además, si está bien hecha y es de un material adecuado (como lana) os quitará el frío y os protegerá de la lluvia (sin que tengas que usar paraguas…).

La misma capa que en la foto de arriba. La regla mide 16cm, para que os hagaís una idea del largo de la capa y lo que cubre.

El patrón básico de la capa de arriba (no está a escala, tengo que hacer algo mejor…). La parte azul se cose con la azul, la verde con la verde. La parte delantera se puede dejar abierta y que se cierre con un broche, o coserla también.

Otro tipo de capucha diferente al de arriba, no tan difícil de hacer como parece y que luce mucho más es éste:

Evidentemente, poniéndole forro de una tela que contraste con el exterior la hace mucho más llamativa (y suave, y abrigada…). En este caso, lino crudo que contrasta con la lana marrón del exterior.

Las medidas que hacen falta saber son:

Rojo: más de la mitad de vuestro perímetro de cabeza, para que podais meterla y sacarla…

Verde: Más de la mitad del perímetro de la cara. Si os la quereis poner de sombrero, tienen que ser muy justa, o sobresalir más para que se pueda enrollar.

Azul: Depende de lo que querais que os cubra. La mía tiene un poco más de 20 cm. Si añadís una pieza frontal, que tenga la misma medida.

El pico, es opcional. Puede ser una pieza aparte (algo más difícil de hacer, y hay que coserla muchas veces bien para que aguante los tirones) o que forme parte de la pieza de la capucha (más resistente, pero necesitará más tela).

Añado unas fotos, en las que apreciareis que la mía no se hizo según el patrón, porque quería aprovechar los retales de hacer dos capas como la de más arriba y no daban la medida para hacerlo así. La verdad es que no hace falta mucha tela para  hacerla:

Vista lateral, en la que se ve la costura de la pieza triangular frontal, y la forma de la capucha. La regla es de 16 cm.

Fotografía frontal, en la que se ve bien la pieza añadida.

Por último, si os interesa haceros ropa más complicada, quereis saber dónde encontrar patrones más históricos, o qué libros pueden ser una buena referencia, aquí hablo un poco de todo eso.

Published in: on febrero 3, 2012 at 6:08 pm  Comments (8)  
Tags: , , , , , , , ,

Nieve

Dominio público.

Fragmento de un cuadro de un autor, que aunque no sea medieval, sí es de interés para aquellos interesados en el siglo XV…

Published in: on febrero 2, 2012 at 6:21 pm  Dejar un comentario  
Tags: