La verguenza, o la pintura detrás de la tabla.

Fuente: El pais.com

Realmente, si ha sido noticia, es porque se trata de una de las representaciones del asesinato de Santo Tomás Beckett no sólo más antiguas y cercanas a los hechos, sino que además están en nuestro país. Si el santo no hubiese sido tan inglés (amigo del rey Enrique II y asesinado por discrepar con él en 1170) y patrón popular de Londres, no se le hubiese dado tanto bombo, no hubiese ido a Soria  la BBC…o ningún otro canal. Aunque este año  las Edades del Hombre tengan lugar allí.

La historia empieza tras el asesinato del santo. Una hija del rey, Leonor de Aquitania, se casa al poco con Alfonso VIII, rey de castilla. La santificación fue extremadamente rápida y popular, y aceptada incluso por aquel rey, que le llevó a la muerte, cuatro años después hizo pública penitencia en su tumba. Ella, ahora en Castilla, al igual que su familia en Inglaterra, manda dedicar capillas al santo. Como curiosidad añadir que ella está enterrada en Las Huelgas, en Burgos.

Desde hace quince años no se podían ver las pinturas, descubiertas en 1970 y protegidas de la intemperie por una burda plancha de aglomerado. En su momento no se hizo nada, y los daños (comparad las imágenes con el vídeo) son evidentes. Los colores han decaído, los bordes se han difminado… Ahora el Ayuntamiento de Soria tiene planeado invertir 2,5 millones de €  para la rehabilitación de la derruida iglesia. Con sabor amargo, tarde, no demasiado, pero tarde, con lo poco que hubiera cosatado asegurar su conservación hace sólo unos años…

Y aquí por lo menos ha habido un milagro, el de Santo Tomás Beckett. ¿Cuántas otras pinturas o esculturas no tendrán la suerte de estar en el centro de una ciudad o de gozar de la protección de un santo tan famoso?

Fuentes:

El País.com

Medieval news

Cota de Malla: tipos de anillas

La cota de malla, al ser un tipo de protección usado ampliamente desde el S. III a.C. hasta el XVI d.C., y esporádicamente desde entonces, suele ser una opción habitual para el recreacionista bélico, por su disponibilidad y facilidad de mantenimiento (al menos en las versiones más básicas).

Para aquel que quiere adquirir una (o aprender a hacerla) le dejo estos consejos:

 

Tipos de anillas:

Generalmente, nos encontraremos tres tipos de anillos, que detallaré a continuación:

Empalmada  (Butted):

Una anilla abierta, con sus extremos juntos, sin ningún otro tipo de unión. La más fácil de fabricar o modificar (y por ello la más barata). El grosor del anillo tiene que ser grande para mantenerlo cerrado frente a los esfuerzos. No es muy resistente (se abren fácilmente, especialmente en los sobacos), pesan incluso el doble que los otros tipos, y simplificando, nunca se usó por su escasa resistencia.

No obstante, en función de la fidelidad que queramos, es plenamente aceptable, y además, las otras opciones resultan como mínimo desde tres o cuatro veces más caras, e infinitamente más complicadas de fabricar desde cero. Si quieres aprender a hacer cotas de malla, empieza con este tipo.

-Remachado (Riveted):

Malla compuesta exclusivamente de anillos remachados en bola

Los dos extremos de una anilla abierta están superpuestos, agujereados y atravesados por un remache, bien “redondo” (round), o en cuña (wedge). Al estar cerrados mediante remache, son mucho más resistentes y es necesario mucho menos metal, por lo que si se usan, se reducirá notablemente (incluso a la mitad) el peso. Una cota de malla puede estar hecha sólo de estas anillas o bien en combinación con las siguientes:

-Sólido (Solid/punched):

Fabricados a partir de planchas, mediante estampación o troquel, o menos comunmente, soldando anillas abiertos. Infinitamente mucho más resistentes, pero evidentemente, no se pueden unir entre sí, necesitando de tantas anillas remachadas como de sólidas:

Malla que alterna las anillas “sólidas” con las remachadas en cuña.

Published in: on junio 13, 2009 at 10:59 pm  Comments (4)  
Tags: , ,