Un disfraz medieval

Un disfraz relativamente sencillo y que viendo como pinta Febrero, será muy agradecido. Aviso que se requiere un mínimo de conocimientos de costura. Si no sabes coser a máquina, y piensas hacerlo a mano…aprende a usar la máquina. Se tarda menos incluso teniendo que aprender. Otro consejo: haced un experimento antes, con tela barata o vieja, para comprobar que todo sale bien (especialmente la talla) antes de poner en peligro la tela buena…es algo más de trabajo, pero mucha más tranquilidad, sobre todo  para los principiantes.

El patrón de la “túnica” genérica ya lo he explicado antes en cómo hacer ropa medieval. Si creéis que vais a pasar frío, podéis hacerla con holgura y poneros un montón de ropa debajo. ¡No estropees tu disfraz poniéndote un abrigo encima!

En la imagen se puede apreciar una de las “cuñas” para que la parte inferior tenga más amplitud y sea más cómoda. La capucha es el tipo más sencillo posible. Además, si está bien hecha y es de un material adecuado (como lana) os quitará el frío y os protegerá de la lluvia (sin que tengas que usar paraguas…).

La misma capa que en la foto de arriba. La regla mide 16cm, para que os hagaís una idea del largo de la capa y lo que cubre.

El patrón básico de la capa de arriba (no está a escala, tengo que hacer algo mejor…). La parte azul se cose con la azul, la verde con la verde. La parte delantera se puede dejar abierta y que se cierre con un broche, o coserla también.

Otro tipo de capucha diferente al de arriba, no tan difícil de hacer como parece y que luce mucho más es éste:

Evidentemente, poniéndole forro de una tela que contraste con el exterior la hace mucho más llamativa (y suave, y abrigada…). En este caso, lino crudo que contrasta con la lana marrón del exterior.

Las medidas que hacen falta saber son:

Rojo: más de la mitad de vuestro perímetro de cabeza, para que podais meterla y sacarla…

Verde: Más de la mitad del perímetro de la cara. Si os la quereis poner de sombrero, tienen que ser muy justa, o sobresalir más para que se pueda enrollar.

Azul: Depende de lo que querais que os cubra. La mía tiene un poco más de 20 cm. Si añadís una pieza frontal, que tenga la misma medida.

El pico, es opcional. Puede ser una pieza aparte (algo más difícil de hacer, y hay que coserla muchas veces bien para que aguante los tirones) o que forme parte de la pieza de la capucha (más resistente, pero necesitará más tela).

Añado unas fotos, en las que apreciareis que la mía no se hizo según el patrón, porque quería aprovechar los retales de hacer dos capas como la de más arriba y no daban la medida para hacerlo así. La verdad es que no hace falta mucha tela para  hacerla:

Vista lateral, en la que se ve la costura de la pieza triangular frontal, y la forma de la capucha. La regla es de 16 cm.

Fotografía frontal, en la que se ve bien la pieza añadida.

Por último, si os interesa haceros ropa más complicada, quereis saber dónde encontrar patrones más históricos, o qué libros pueden ser una buena referencia, aquí hablo un poco de todo eso.

Anuncios
Published in: on febrero 3, 2012 at 6:08 pm  Comments (8)  
Tags: , , , , , , , ,

Y más ropa…

Bueno, hace tiempo que no le prestaba atención a una de las páginas más populares, y como las fechas acompañan y seguramente habrá alguien buscando con prisa patrones…

Hans Hoppinger, sastre. Podeís encontrar más profesiones aquí

Si es tu caso, quiere decir que puedes hacerte la ropa y no limitarte a comprar de una tienda lo que tengan hecho. Esto tiene de bueno que te da la oportunidad de hacer ropa realmente medieval y no mera fantasía. En nuestro país tenemos una historia real  y tangible (cientos de castillos de verdad, por ejemplo) lo bastante fascinante como para no tener que inventarnos nada, creo yo. pero si no queremos inventarnos nada, en algo hay que basarse…

Cuncz  Dorenberger, sastre

Hay patrones históricos y consejos relativamente fáciles de encontrar en internet. Manejar, principalmente el inglés, o cualquiera de las principales lenguas europeas (alemán, francés o italiano) ayudará a encontrar páginas de gente o grupos que con su experiencia y conocimiento de las fuentes históricas (representaciones, prendas que se han conservado…) han elaborado sus propios patrones, como es el caso de
la excelente guía de vestuario masculino, con ejemplos, patrones y mucho más de la Company of Saynt Georg:  Clothing Guide

Del grupo Saynt Sebastian Company:

“pantalones” , Camisas y jubones

Del grupo Lord Grey’s Retinue 1471 (en inglés) consejos generales:

ropa para niños
ropa de hombre
ropa de mujer
consejos generales

También existen diversos libros orientados al principiante (o no tan principiante) que permiten comenzar desde cero, sin tener ninguna idea de tejidos, cómo se cose o de cómo se toman medidas. A mí me están sirviendo…

Unos que recomiendo encarecidamente, son los de la serie “make your own medieval clothing” que ya van por su cuarto volumen, y que han tratado de la ropa masculina, la femenina, prendas de cabeza(no sólo gorros) y zapatos. No son únicos en su género, también se venden otros más específicos o detallados, pero por su precio (poco más de 20€ cada uno) y facilidad, creo que son los más adecuados para comenzar, aunque estén en inglés (algo técnico, pero sencillo) y la edición original en alemán…y no, no me pagan por hacerles publicidad.

Podeis ver un extracto aquí (hombre) y aquí (mujer) para haceros una idea, cortesía de los editores.

También tengo un ejemplar de otro libro en camino , que cuando llegue ya comentaré. Hay que admitir que, como en otras tantas cosas, nuestro país parece ir muy por detrás, tanto en la investigación tradicional (más o menos teórica) como en el aspecto práctico que supone la recreación histórica. Al menos, parece que poco a poco esto va cambiando…