Festival Romano de los Santos Martires

Como venimos haciendo desde el año 2008, mi grupo de reconstrucción histórica Cohors Prima Gallica participó en el Festival Romano de Santander.

Otro año más, y durante los días en los que se procesionan las reliquias de los santos patronos de la ciudad, los mártires Emeterio y Celedonio, mostramos cómo era la vida en la época del fin del imperio romano en la que vivieron estos legionarios:  concretamente, diversas escenas de cacería, además del ritual religioso previo, pidiendo a Diana suerte en la jornada venatoria, que en todos los casos resultó un verdadero éxito, tanto la caza menor como la mayor.

COHORS PRIMA GALLICA – COPYRIGHT © 2011

Lamentablemente, mientras se montan las redes, se preparan las trampas y se baten las presas, no me fue posible hacer fotos, pero contábamos con la ayuda de una infiltrada del grupo que sí pudo hacerlas… Yo sí pude sacar algunas de otros momentos más tranquilos, como durante la explicación del ejército tardorromano en el que sirvieron Emeterio y Celedonio.

El público pudo ver tres tipos de infantería: un arquero, un infante ligero armado con una cota de escamas de cuero, escudo pequeño y jabalinas y uno pesado con cota de malla, casco, lanza y un gran escudo que permite hacer formaciones defensivas como el foulkon o la cuña.

COHORS PRIMA GALLICA – COPYRIGHT © 2011

También, aunque sin caballo, un jinete y su silla de montar romana, sin estribos.

COHORS PRIMA GALLICA – COPYRIGHT © 2011

Los miembros de la asociación Lucentum, británicos de origen pero alicantinos por residencia, sirvieron para mostrar el contraste con el ejercito altoimperial y la evolución que tuvo lugar haciendo que resultemos tan diferentes del estereotipo de legionario romano.

COHORS PRIMA GALLICA – COPYRIGHT © 2011

También estuvieron la asociación del museo de Badalona, con una gran cantidad de  utensilios de la vida cotidiana, especialmente aparejos de pesca y una trenzadora de cuerda, además de molinos, etc:

COHORS PRIMA GALLICA – COPYRIGHT © 2011

Además hubo talleres de pintura y la siempre recomendable actuación de los marionetistas  Genovesa , contando la historia de Marco Antonio y Cleopatra, una historia de amor con sangre, batallas terrestres y navales y final triste, y muchos, muchos efectos especiales…todo lo que le gusta a un romano, vamos.

Anuncios