Tirante el blanco, la película.

Dándome cuenta que la echan hoy en la 1 a las 22.15, aprovecho para hacer un breve comentario. Ya hace unos años, cuando no tenía (casi) ni idea de armemento medieval (aprendo rápido, ahora que lo pienso…) estrenaron esta película, que tenía unos cuantos alicientes “serios”:

-Adaptación de una de las novelas de caballerías más importante del siglo XV.

-Almogávares repartiendo estopa.

-Batallas, batallas y más batallas.

-Y para variar, una superproducción así no era extranjera…

Lamentablemente, mi recuerdo del resultado (que posiblemente revise tras verla por segunda vez) es que dejó mucho que desear (siendo finos,  porque fue infumable): falta de ritmo, argumento caótico y en ocasiones esperpéntico,y un final, dejémoslo en “poco digno” para el calibre, inversión, y  sobre todo, potencial que tenía la adaptación. Esto se resume en que costó más de 11 milones de € y apenas recaudó 1,5 …espero que al menos sea una versión para TV más larga y gane en coherencia…y no en aburrimiento.

La verdad es que posiblemente muchas de las carencias las tiene ya la obra original, pero creo que a Joanot Martorell se le puede perdonar bastantes fallos…la novela corresponde a un movimiento realista dentro de la literatura medieval, que no usa magia o artificios tan parodiados por Cervantes, y cuyo más famosos ejemplo es Amadís de Gaula , sino que sus protagonistas provienen de lugares reales, coinciden con personajes contemporáneos y se comportan como tales. Esto tiene gran importancia a la hora de conocer aspectos de la vida real en la época, y que pese a su aparente invención, eran tan reales como la propia vida del autor.

Este tipo, que como todos los autores muertos parece más aburrido de lo que fue, merece un breve repaso a algunos aspectos de su vida:

De él se conserva correspondencia referente a una costumbre propia de la nobleza: los combates para discernir agravios, diferencias o desencuentros. En ellas, siguiendo el protocolo y el ritual  de la época, entregada por en enviado (trompeta, faraute o heraldo), se daba a conocer los motivos y en la posterior correspondencia se divisaban (elegían),  si será a pie o a caballo, a muerte o no, las armas (incluso medidas y pesos, para asegurar la igualdad), lugar, y juez. Estas “letras de batalla” ayudan a conocer qué armas se consideraban anticuadas, o que combinaciones de armamento defensivo eran tenidas por de cobardes, o excesivamente letales.

fuente

Martorell,  que en todos los casos, exige que sea a muerte, utiliza esta correspondencia para exhibir su habilidad con las armas, sino la literaria, como queda explicado en los dos libros que recogen su correspondencia íntegra:

“El combate imaginario” de Martí de Riquer y Mario Vargas Llosa

“Lletres de batalla”  Martí de Riquer


Año Joanot Martorell


Recordar también, que el 2010 es el Año Joanot Martorell y se preparan diversos eventos, incluyendo una exposición de ediciones, y (más interesante para mí) otra de piezas relacionadas con el mundo caballeresco del siglo XV. Esperemos que sean interesantes y no metan la pata tanto como con las del Cid…y de momento, con el primer documental, se me cae la baba…

Algún otro día me entretendré en comentar con más profundidad la importancia que tienen estas “letras” no sólo para todo aquel interesado en el armamento medieval español,  sino en quien quiera averiguar la mentalidad y costumbres de los caballeros en el Otoño de la Edad Media.

Post Data:

Al menos si os animaís a ver la película, os sale gratis y no como a mí…

Anuncios

The URI to TrackBack this entry is: https://recreoanacronista.wordpress.com/2010/04/25/tirante-el-blanco-la-pelicula/trackback/

RSS feed for comments on this post.

One CommentDeja un comentario

  1. Llevaba un tiempo queriéndola ver pese a las criticas, y de rebote vi que estaban haciendo en La 1. No aguanté mucho viéndola, el ritmo de la batalla excesivamente lento resultaba bochornoso, a parte de ser confusa en si misma con tan pocos extras y un desarrollo nada claro (creo que esta batalla es la del sueño de Carmesina, por lo que pone en youtube). Despues de esto no vi nada más, se me fueron las ganas, y ¡Rafael Amargo como turco!, !el despiporre!.

    ¡Yo que quería ver como era recreado el Imperio Bizantino, por lo interesante que resulta que Joanot Martorell en su obra matenga con vida a dicho Imperio no mucho después de que este se perdiese!.
    En fin, creo que la mejor solución será, por mi parte, volver a leer el libro.

    Un saludo. 😉


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: